0

Mis compras

$

Productos
CERRAR

Producto

Cantidad

Precio

Estas comprando:

producto(s)

Total:
Comprar ahora
Su carrito está vacío

Despacho GRATIS por compras superiores a $80.000 | Paga hasta en 6 cuotas sin interés

11 alimentos que no sabías que podías congelar

Julio 2019

Revisemos alimentos y comidas que te solucionarán la vida:

Panqueques
Para la mayoría de nosotros, los panqueques caseros son un regalo de fin de semana, pero no tiene por qué ser así. La próxima vez que pases el domingo por la mañana haciendo algunos, simplemente haz una porción adicional y ponlos en el congelador. Pueden colocarse directamente en la tostadora cuando tengas poco tiempo.

Puedes congelar tus panqueques extra y disfrutarlos otro día!

Queso
Ahora sí podrás comprar mucho queso a precios oferta, siempre que sean quesos duros. Si bien puedes congelarlo en un bloque, esto lo hace un poco difícil de usar una vez que se ha congelado, por lo que recomendamos lo guardes en porciones o lo ralles antes de congelarlo. De esa manera, estará listo para espolvorear sobre un poco de pasta, agregarlo a un sándwich o agregarlo a la salsa blanca.

Fruta
Algunas frutas se congelan mejor que otras, pero no puedes equivocarte con cosas como los berries congelados. Conviértelos en batidos y jugos, úsalos para cubrir tus papillas o pon unos cuantos en bebidas frías en lugar de cubitos de hielo.

Huevos crudos
Los huevos no tienen una vida útil muy larga, por lo que, a menos que tengas una gran familia, es probable que no puedas aprovechar los precios de compra al por mayor.
Hasta que te des cuenta de que puedes congelarlos! No se pueden congelar en sus cáscaras, por lo tanto, puedes ponerlos en un recipiente y utilizarlos para hornear, tortillas, huevos revueltos o cualquier otra cosa. Te recomendamos separar la yema de la clara, y revolver cada uno antes de congelar.

Hummus
Todo el mundo sabe que el hummus casero es mejor que el comprado en las tiendas, pero no suele durar mucho en el refrigerador. Sin embargo, el hummus realmente se congela muy bien, así que puedes hacer una gran cantidad y guardar algunas porciones en el congelador para más adelante. Solo rocía un poco de aceite de oliva en la parte superior para mantenerlo húmedo y revuélvelo antes de servirlo junto con las papas fritas, los palitos de zanahoria y el pan de pita.

Pan
El pan puede añejarse muy rápidamente. Entero o en rebanadas, el pan se puede congelar para que no te falte. Luego de descongelarlo, caliéntalo en el horno rociándolo con un poco de agua, quedará crujiente y exquisito.

Haz que el pan dure un poco más congelándolo.

Tortillas
Las tortillas caseras son de lejos las mejores y para asegurarse de que no tengas que hacer una porción desde cero cada vez que las desees, puede congelarlas. Durarán unos meses en el congelador y podrás calentarlas fácilmente en el microondas con una toalla de papel húmeda. ¡Perfecto para la hora del almuerzo o para una noche mexicana de último minuto!

Palta
Si prefieres preparar grandes cantidades de guacamole o simplemente compraste un cajón de paltas a precio oferta y no quieres que se echen a perder, considera usar FoodSaver® para congelar la palta molida. Cuando ya tengas la palta molida o el guacamole ya hecho, en una fuente ponlo en el congelador por 45-60 minutos. Cuando ya la mezcla está firme, sácalo del congelador y embolsa en FoodSaver® solo sellando herméticamente. Cuida de sellar al borde de la palta para que queden sin aire.
Sella porciones pequeñas para mayor comodidad de uso.

Hierbas y especias
Las hierbas y especias frescas pueden perder rápidamente su brillo en el refrigerador, pero la congelación es una historia completamente diferente. Las hierbas frescas a veces pueden perder su sabor, por lo que la mejor manera de almacenarlas es en porciones en la bandeja de cubitos de hielo con un poco de aceite de oliva. De esa manera, puedes colocarlos directamente en sopas y salsas para una explosión de sabor. Alimentos como el jengibre o perejil pueden ser finamente picadas y congeladas listas para usar.

Congela tus hierbas para evitar que pierdan su brillo.

Mantequilla
Simplemente congélala sola o mezclándola con especies, lista para agregar a tus pasteles o para cocinar directamente del congelador.

Vino
Si te gusta una copa de vino en una noche de lunes a viernes, pero la última botella tiende a desperdiciarse, este es el consejo perfecto para ti. Simplemente vierte el vino sobrante en las bandejas de cubitos de hielo y congela, creando porciones de tamaño práctico para agregar a los guisos y sopas.

Para que tus ingredientes congelados duren más tiempo, usa los sistemas de sellado al vacío de FoodSaver®.

Al enviar, confirmo que he leído y acepto su Declaración de privacidad y me gustaría recibir correos electrónicos de marketing y/o promocionales de FoodSaver® Chile.

Cupón no acumulable con otros descuentos.