0

Mis compras

$

  • Despacho GRATIS por compras superiores a $80.000
  • Paga hasta en 6 cuotas sin interés

5 Tips – Cuidados naturales de Tiroides

Catalina Valdés, chef y coach en alimentación funcional nos compartió sus conocimientos y estudios relacionados con el cuidado de la Tiroides. Te recomendamos que veas su video introductorio del tema en www.foodsaver.cl o en el canal YouTube Foodsaver Chile.

A continuación repasaremos alimentos y comidas saludables a considerar para el cuidado natural de la Tiroides y las 5 recetas relacionadas que Catalina nos comparte en este artículo:

1. Para mantener una Tiroides funcionando de modo óptimo necesitamos alimentarnos a diario con materias grasas de buena calidad como el aceite de coco, el aceite de oliva, el GHEE.

Ghee
• 500 g mantequilla sin sal

Instrumentos:
• olla o sartén mediano
• cuchara de madera
• colador de malla fina o gasa
• frasco limpio

Cortar cada una de las barras de mantequilla en cuartos y colocarlos en una olla o sartén.
Derretir la mantequilla a fuego medio-alto, revolviendo de vez en cuando para acelerar el proceso. Derretir la mantequilla hasta que hierva y luego bajar el fuego a medio-bajo para mantenerlo a fuego lento durante unos 10 a 12 minutos, hasta que la grasa de la leche de color blanco cremoso suba a la superficie. Descremar con cuidado la capa blanca de la parte superior y descartar hasta que solo quede un líquido dorado opaco y algunas partículas tostadas comiencen a caer en el fondo del sartén.
Siga cocinando a fuego lento nuevamente durante 3 a 5 minutos, hasta que los sólidos de leche restantes hayan caído hasta el fondo del sartén y se doren ligeramente. Tener cuidado de no dejarlos quemar o su ghee tendrán un sabor a quemado.
Dejar enfriar y verter la mantequilla clarificada a través de un colador de malla fina o gasa en un frasco hermético limpio. Ghee se puede almacenar en el refrigerador o a temperatura ambiente durante 1 mes.

2. La Tiroides necesita el yodo para funcionar, podríamos decir que es su "combustible", pero debemos consumirlo con cuidado, pues nuestra glándula es muy sensible y fluctuante, una vez a la semana se recomienda comer algas, fuente natural de yodo.

Cebiche de Algas

• 1 taza de cochayuyo cocido trozado fino
• 1 taza de Wakame Alga China remojada en agua tibia y trozada fina
• ½ taza de cilantro cortado fino
• ½ cebolla picada fina
• 1 ajo picado fino
• 2 cm de jengibre picado fino
• 3 limones su jugo colado
• 3 cucharadas de aceite oliva
• Sal y pimienta
• Opcional, reemplazar ½ taza de cochayuyo por ½ taza de ulte.

Para cocinar el cochayuyo, remojarlo por al menos 5 horas. Escurrir, partirlo en trozos pequeños y cocinar en abundante agua hirviendo por 20 minutos. Apagar, lavar el cochayuyo cocido en agua fría y reservar.
Hidratar el wakame en agua fría por 1 hora. Escurrir, lavarlo en agua fría y cortar en trozos pequeños.
Picar las algas en trozos pequeños.
Lavar las verduras y picarlas en trozos pequeños.
En un recipiente mezclar las verduras picadas y las algas, salpimentar a gusto, añadir jugo de limón y aceite de oliva. Revolver suavemente hasta integrar bien. Dejar reposar por 30 minutos y servir.

3. LECHES VEGETALES, al comenzar a hacer cambios alimenticios para cuidados naturales de Tiroides debemos eliminar de nuestra alimentación aquellos alimentos inflamatorios dentro de los cuales se encuentran los lácteos y una buena forma de sustituirlos es utilizar leches vegetales, como la leche de almendras.

Leche de Almendras

Para 3 tazas

• 1 taza de almendras peladas, remojadas en agua durante 4-6 horas y se enjuagan bien
• 3 tazas de agua filtrada
• Gasa para filtrar

Mezclar las almendras y 1 taza de agua filtrada en una licuadora de alta velocidad, y mezclar hasta que esté suave y cremosa. Agregar las 2 tazas de agua restante.
Colar la "leche" a través de una bolsa de leche o paño de gasa, apretando bien para extraer el líquido. Puede guardar la pasta de almendras que queda para otra receta, o descartar. Guarde en el refrigerador, en un recipiente tapado, para un máximo de 4 días.

4. El GLUTEN presente en algunos granos como el trigo, la cebada y el centeno, y por contaminación industrial la avena, contienen un grupo de proteínas que nos resulta difícil de digerir, produciendo inflamación interna, al comenzar a hacer cambios alimenticios para cuidados naturales de Tiroides debemos eliminar de nuestra alimentación aquellos alimentos inflamatorios, comenzando por el pan!

Pan Sin Gluten

• 2 ½ cucharaditas de levadura seca
• 3/4 taza de agua tibia
• 1 cucharadita de azúcar rubia
• 1 ½ taza de mix de almidones (mezcla de 1/3 de harina de arroz/ 1/3 maicena/ 1/3 chuño)
• 1 ½ taza de harinas sin gluten ojalá más de una si se puede (puede ser de linaza, coco, quínoa, amaranto, trigo sarraceno o alforfón, maíz, arroz integral, almendras, nueces, garbanzos)
• 2 sobres de gelatina sin sabor
• 1 cucharadita de sal
• 3 huevos
• 6 cucharadas de aceite de oliva

Cubierta:
• 2 cucharadas de semillas de sésamo, calabaza, maravilla, etc...

Pre calentar el horno a 180°C.
En una taza grande poner el agua tibia con el azúcar y disolver, agregar la levadura, revolver bien y dejar en una zona tibia florecer.
Mientras en un bol grande juntar los ingredientes secos, en otro bol batir los huevos con el aceite y agregar a la mezcla de harinas junto con la levadura, revolver bien y revisar si la mezcla necesita más líquido (esto depende de las harinas), si fuera así agregar agua de a poco hasta lograr una mezcla cremosa que cae como crema espesa, pero en forma continua si la dejo caer con una cuchara. Verter sobre un molde previamente aceitado.
Espolvorear el sésamo encima, dar pequeños golpecitos para que se integren en la masa, poner a leudar en un lugar tibio cubierto con un paño por 20 minutos o hasta que suba hasta el borde del molde. Hornear durante 40 minutos cuidando que la capa superior no se dore demasiado.

5. CALDO DE HUESOS la base de nuestra salud y la raíz de las enfermedades autoinmune se encuentran en nuestra aparato digestivo, importante para esto es reparar la mucosa intestinal, el caldo de huesos es rico en colágeno, glutamina y minerales, se recomienda tomar una taza una vez al día a la hora que quieras como mínimo.

Caldo de Hueso de Res Básico

• 1 kilo de nudillos, ósea, pierna u otros huesos
• 3 ó 4 litros de agua
• 2 cebollas, peladas y en cuartos
• 3 zanahorias, picadas
• 2 tallos de apio, picados
• 3 dientes de ajo, pelados
• 1 cucharadita de pimienta en grano
• 1/4 manojo de perejil fresco

Llevar los huesos y el agua a hervir en una olla grande. Ir sacando fuera la espuma que sube a la cima y desechar.
Añadir las cebollas, las zanahorias, el apio, el ajo, el perejil y la pimienta. Esperar hasta que hierva, luego bajar la llama y cocinar a fuego lento tapada.
Cuanto más tiempo se cocina el caldo, mayor concentrado se vuelve. Colar el líquido, desechar los huesos y las verduras.
Verter el caldo en contenedores-congelador seguro, pero no llene hasta la arriba, pues se expande al congelarse. Se puede congelar por hasta 3 meses.
Al usar los Sistemas de Sellado al Vacío FoodSaver® puedes alargar el tiempo de conservación de estas recetas hasta 5 veces más tiempo.

La información que se encuentra en este artículo es solo para tu información y no debe interpretarse como instrucción o consejo médico. Dicha información tampoco está destinada a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad. Ninguna acción o falta de acción debe ser tomada basándose únicamente en el contenido de esta información; los lectores deben consultar a profesionales de la salud sobre cualquier asunto relacionado con su salud y bienestar. La información y opiniones expresadas en este artículo están basadas en el mejor criterio a disposición de los autores. Los lectores deben siempre consultar con las autoridades de salud correspondientes para evitar asumir el riesgo de lesiones.

Suscríbete

Inscríbete y recibirás 15% de descuento en tu primera compra.

Al enviar, confirmo que he leído y acepto su Declaración de privacidad y me gustaría recibir correos electrónicos de marketing y/o promocionales de FoodSaver® Chile.