0

Mis compras

$

  • Despacho GRATIS por compras superiores a $80.000
  • Paga hasta en 6 cuotas sin interés

Cómo congelar y descongelar galletas navideñas

Mantener los alimentos congelados listos es una excelente manera de reducir el desperdicio y ahorrar tiempo y dinero. Cuando surjan fiestas, ventas de pasteles, cenas u otros eventos, no tendrás que preocuparte por ir de compras y hornear, sino simplemente puedes sacar tus galletas del congelador. Antes de congelar tus galletas con el sistema de conservación de alimentos al vacío FoodSaver®, consulta estos útiles consejos:

Congelación de galletas horneadas:

• La mayoría de los tipos de galletas pueden conservar su forma, frescura y sabor cuando se congelan, pero las galletas de azúcar con glaseado, galletas de barra y biscotti son especialmente buenas opciones.
• Una vez que las hayas horneado, dales suficiente tiempo para que se enfríen antes de empacarlos para congelarlas. Una vez que las galletas estén frías, colócalas en bandejas cubiertas con papel mantequilla y ponlas en el freezer hasta que todas las galletas estén congeladas.
• Asegúrate de que las galletas no se superpongan en la hoja, para evitar que se peguen. Cuando estés seguro de que los productos horneados están congelados, retíralos y colócalos en bolsas FoodSaver® para congelar. Sella al vacío y pon las bolsas en el freezer nuevamente.
• Si las galletas son más sólidas puedes ponerlas directamente en las bolsas y sellarlas al vacío controlando el proceso para que no se rompan.
• Si estás almacenando galletas cubiertas con glaseado, coloca trozos de papel mantequilla entre cada galleta. Para obtener mejores resultados, la mayoría de los panaderos no congelan sus galletas con glaseado o mermelada, es mejor aplicar justo antes de servir.

Descongelar galletas horneadas:

• Hay varias maneras de descongelar las galletas horneadas dependiendo del tipo de galletas con las que estás trabajando y sus ingredientes.
• Las galletas con glaseado o centros rellenos de crema saben mejor cuando simplemente se dejan descongelar por unas horas. Esta técnica permite que la formación de hielo o el relleno conserve su forma sin derretirse ni ponerse acuosa.
• Cuando quieras descongelar tus galletas, sácalas de sus bolsas. Si dejas que las galletas se descongelen en el mismo empaque en el que se congelaron, podría terminar con condensación no deseada. Para obtener mejores resultados, coloca tus galletas, asegurándose de que no se toquen entre sí, en una fuente para descongelar.
• La mayoría de las galletas se descongelan muy bien. Si estás buscando servir galletas calientes, o anhelas ese olor dulce recién horneado, puedes calentar en el horno o en el microondas.
• La mayoría de los panaderos prefieren usar el horno, ya que ayuda a que las galletas se mantengan húmedas sin perder la textura crujiente. Para recalentar las galletas de esta manera, colócalas en papel mantequilla y hornea a 150ªC durante aproximadamente cinco a diez minutos. Si disfrutas de una textura más pastosa o tienes muy poco tiempo, calienta las galletas en el microondas durante 30 segundos y disfruta.

Busca más recetas y tips para esta Navidad en www.foodsaver.cl

Suscríbete

Inscríbete y recibirás 15% de descuento en tu primera compra.

Al enviar, confirmo que he leído y acepto su Declaración de privacidad y me gustaría recibir correos electrónicos de marketing y/o promocionales de FoodSaver® Chile.