0

Mis compras

$

  • Despacho GRATIS por compras superiores a $80.000
  • Paga hasta en 6 cuotas sin interés

Cómo conservar las sobras de comida navideña

Si hay algo que siempre queda en Navidad, son las sobras. No hay duda de que tendrás suficiente comida para unos días después de las fiestas. Desde pavo a ensaladas, guarniciones, pan, aperitivos y postres, aquí hay algunos consejos para preservar estas ricas sobras:

Conservar adecuadamente:

• Antes de guardar tus sobras, es importante asegurarse de que sean seguras para comer más adelante. Para hacer esto, asegúrate de que todos los alimentos cocinados y los alimentos destinados a mantenerse fríos no se han tenido a temperatura ambiente durante más de dos horas.
• Entre 5ºC y 60ºC es el rango conocido como la "zona de peligro", es la mejor manera de promover el desarrollo de bacterias, así que asegúrate de llevar tus alimentos al refrigerador lo antes posible.

Porciona para guardar:

• Considera envolverlos en porciones separadas relativamente pequeñas. Esto también permite que la comida, especialmente los grandes trozos como el pavo, se enfríe más rápido.
• Si pretendes comer tus sobras durante la semana o la próxima semana, son ideales los contenedores Fresh FoodSaver®. No llenes demasiado el contenedor, al llenarlos deja un poco de espacio extra para asegurar que la comida se enfríe lo suficientemente rápido como para que no se desarrollen bacterias.
• Si quieres guardarlas para meses después, te recomendamos congelar en las Bolsas FoodSaver®. Las bajas temperaturas del freezer mantendrán los alimentos seguros por años, y el sellado al vacío asegurará que tenga un sabor tan bueno en el futuro como cuando lo pones en el congelador.

Descongelar las sobras:

Hay formas diferentes de descongelar las sobras, dependiendo de qué tan pronto después de descongelar las quieras comer.
• Microondas: La forma más rápida de descongelar los alimentos es ponerlos en el microondas, pero dependiendo del tipo de comida, es fácil cocinarlos accidentalmente. Asegúrate de revisar periódicamente para asegurarte de que se esté calentando de manera uniforme. Recuerda abrir las bolsas FoodSaver® antes de ponerlas en el microondas.
• Sumergiendo en agua: También puedes sumergir las sobras en un recipiente grande lleno de agua fría para descongelar la comida, especialmente si la has sellado al vacío. Pon las bolsas FoodSaver® cerradas para asegurar que no se filtre agua a la comida.
• Refrigerador: La forma más segura de descongelar las sobras es hacerlo en el refrigerador. Sin embargo, debes sacar la comida del congelador uno o dos días antes de planear comerlos, ya que también es la forma más lenta de descongelar un plato.



Solo recalentar una vez:

• Una de las razones por las que es una buena idea usar las bolsas FoodSaver® Porcionadas es que puedes asegurarte de que solo estás calentando una porción a la vez. Si todas tus sobras se congelan juntas, debes descongelarlas todas a la vez, incluso si solo planeas comer una pequeña porción.
• Estas bolsas también son aptas para microondas y/o agua caliente (sous vide), por lo que es fácil calentar toda la porción a la vez. Recuerda que las bolsas, así como los contenedores FoodSaver® son libres de BPA.
• Asegúrate de que todo lo que recalientes quede tan caliente como lo estaba cuando se cocinó inicialmente para que se eliminen las bacterias. Si estás recalentando en un plato o fuera de sus Bolsas FoodSaver®, revuelve para que se caliente de manera uniforme.
• Si vuelves a calentar las sobras trata de comerlas durante el día para no tener que desperdiciarla. No es seguro recalentar los alimentos más de una vez, sin importar cómo se almacenaron.

Suscríbete

Inscríbete y recibirás 15% de descuento en tu primera compra.

Al enviar, confirmo que he leído y acepto su Declaración de privacidad y me gustaría recibir correos electrónicos de marketing y/o promocionales de FoodSaver® Chile.