0

Mis compras

$

Productos
CERRAR

Producto

Cantidad

Precio

Estas comprando:

producto(s)

Total:
Comprar ahora
Su carrito está vacío

Despacho GRATIS por compras superiores a $80.000 | Paga hasta en 6 cuotas sin interés

Dada la situación actual, nuestros despachos pueden presentar retraso en los tiempos de entrega. Gracias por su comprensión.

Cómo sellar al vacío los mariscos

Marzo 2020

Mucha gente no sabe lo fácil que es sellar y almacenar al vacío mariscos crudos durante semanas o incluso meses.
Con las herramientas adecuadas, puedes almacenar tus mariscos por mucho más tiempo que solo dos o tres días. Solo asegúrate que estén frescos y que no se haya interrumpido la cadena de frío.
Sellar al vacío y congelar es una excelente manera de alargar la vida útil de tus alimentos, evitar contaminación cruzada o incluso ayudar a evitar que tu refrigerador o congelador tenga olor desagradable.
Utiliza los Sistemas de Sellado al Vacío FoodSaver® y usa estos útiles consejos para sellar y congelar tus mariscos.

Camarón
Sellar al vacío camarones crudos enteros es fácil.
El truco consiste en secarlos antes de ponerlos en la bolsa, ya que esto puede causar quemaduras en el congelador.
Enjuaga los camarones con cuidado y frótalos con toallas de papel hasta que se sequen.
Luego, apoyándote sobre una mesa, distribúyelos uniformemente en la bolsa de sellado al vacío FoodSaver® para que queden acostados.
Saca el aire con una selladora FoodSaver® y ya estarán listos para congelarse.
Muchos sugieren dejar la cáscara de los camarones, porque ayuda a mantener el sabor.

Cangrejo
Se recomienda cocinar el cangrejo, sacarle la carne cocida y sellar al vacío como lo haría con cualquier otro producto, asegurándose de que no haya líquido antes de congelar. Este proceso puede mantener el cangrejo fresco durante unos tres meses.

Langosta
A pesar de su caparazón duro, la langosta es relativamente fácil de sellar.
Para sellar al vacío una cola de langosta cruda, todo lo que necesitas hacer es cortar las espinas afiladas en la parte inferior de la cola para evitar que el caparazón pinche la bolsa. Puedes hacerlo fácilmente con un par de tijeras.

Corta las espinas, pon la langosta en una bolsa FoodSaver®, séllala al vacío y podrás almacenarla durante 3 meses sin preocuparte por la quema del hielo del congelador.

Almejas y Ostras
Existen diferentes opiniones sobre cómo congelar estos mariscos crudos, pero a diferencia de los camarones, lo ideal es dejar un poco de agua en la bolsa de sellado al vacío. Así es como debería ser el proceso paso a paso:

1 Desconcha los mariscos y enjuaga bien la carne.
2 Coloca la carne en la bolsa de sellado al vacío FoodSaver®.
3 Llena la bolsa con alrededor de 3 cm de agua salada o fresca.
4 Sella al vacío la bolsa y guárdala en la parte más fría del congelador, preferiblemente a -17ºC o menos.
Esto mantendrá tus mariscos frescos durante al menos 3 meses.
Alternativamente, algunos optan por sellar al vacío los mariscos en su propio jugo. Si haces esto, solo recuerda lavar bien la carne después de descongelar.

Al inscribirme acepto los términos y condiciones de uso.

Cupón no acumulable con otros descuentos.