0

Mis compras

$

  • Despacho GRATIS por compras superiores a $80.000
  • Paga hasta en 6 cuotas sin interés

Cuánto tiempo puedes conservar el vino después de abrirlo

Ese corcho en tu vino sin abrir puede mantener el contenido de la botella fresco durante meses, pero podría deteriorarse en solo uno o dos días después de abrirlo.
Después de saborear una cosecha particularmente buena, vuelves a aplicar el corcho y lo guardas para otro día, pero cuando regresas para esa segunda copa, el vino se volvió agrio y perdió su brillo.
Entonces, ¿por qué sucede esto?

El aire echa a perder el vino

Una vez que se rompe el sello inicial de la botella, el aire inmediatamente comienza a reaccionar con el líquido en lo que se llama el proceso de oxidación. Esta es la misma reacción química que hace que el guacamole se vuelva marrón solo unas horas después de prepararlo. Cuando se trata de la oxidación, el proceso convierte los vinos, tanto tintos como blancos, en agrios.

Si se trata de una botella de tinto que queda fuera del refrigerador, el sabor a menudo se verá comprometido en solo un día. Aún así, los tintos y blancos refrigerados solo durarán dos o tres días antes de que ocurra un cambio notable en el sabor. Entonces, ¿qué debes hacer si eres aficionado al vino, salvo abrir y terminarte una botella en la misma apertura?



Sella al vacío tus botellas de vino abiertas

La respuesta es simple. Si el aire es el principal problema que te separa de disfrutar de esa copa, tendrás que sacarlo de la botella y mantenerlo fuera. Ahí es donde entra en juego el sistema de sellado al vacío de FoodSaver® y las tapas de botellas FoodSaver®.

Tu selladora al vacío y los accesorios funcionan en conjunto para succionar todo el aire de tu botella de vino y mantenerlo fuera. En lugar de mirar el reloj mientras tu buen vino se vuelve malo, tus botellas permanecerán frescas por más tiempo. Ahora, puedes elegir qué botella te gustaría abrir sin preocuparte de que se vuelva agrio en un abrir y cerrar de ojos.

Cuidado con los otros enemigos del vino

Sin embargo, el aire no es necesariamente el único enemigo de tu vino. La temperatura a la que se almacenan esas botellas puede acelerar o atrasar el proceso de oxidación. Para obtener los mejores resultados, enfría tus vinos para ayudar a mantenerlos frescos.

Además, la luz puede cambiar el sabor de tu cosecha con el tiempo. No dejes una botella de alta calidad expuesta al sol. En algún lugar oscuro y fresco es mejor. Después de todo, las bodegas se hicieron por una razón.

Suscríbete

Inscríbete y recibirás 15% de descuento en tu primera compra.

Al enviar, confirmo que he leído y acepto su Declaración de privacidad y me gustaría recibir correos electrónicos de marketing y/o promocionales de FoodSaver® Chile.