0

Mis compras

$

  • Despacho GRATIS por compras superiores a $80.000
  • Paga hasta en 6 cuotas sin interés

Alimentos congelados

Conserva mejor ciertos alimentos y organízalos para obtener los mejores resultados de sabor. Comienza a buscar electrodomésticos que puedan ayudarte en tus esfuerzos por organizarte, como tu Selladora al Vacío FoodSaver®. Ya sea que te estés abasteciendo de comidas pre congeladas o que estés congelando tus propias frutas y verduras frescas, hay varios beneficios que provienen de los alimentos preparados de esta manera.

Los beneficios de congelar tus alimentos

¿Sabías que los alimentos congelados suelen ser mucho más saludables que los productos envasados o recién comprados? Esto se debe a que los alimentos a menudo se congelan inmediatamente después de ser cosechados, lo que significa que conservan sus nutrientes originales. Además, los alimentos que han pasado la mayor parte de su vida en el congelador no están contaminados por partículas externas que pueden afectar la calidad de sus alimentos. Esto incluye polvo, suciedad, mugre y aire.

Además de proteger la calidad general de tus alimentos, congelar alimentos en grandes cantidades puede ahorrarle a tu familia significativamente los costos del supermercado. Compra a granel, luego sigue las mejores prácticas para garantizar que tus alimentos estén correctamente congelados, puedes mantener tu cocina y tu billetera llenas.



Cómo congelar tus alimentos

Dependiendo del tipo de comida que estés congelando, el método que sigas puede variar. Para las frutas y verduras que ya son pequeñas, como las berries y los porotos verdes, colócalos en una bandeja para hornear y congela sin tapar durante aproximadamente una hora. Este proceso asegurará que conserven sus formas durante el proceso de sellado. Después de que hayan comenzado a solidificarse, pásalos a una bolsa y sella al vacío para eliminar el aire. Etiqueta cada bolsa para distinguir entre frutas y verduras.

Para alimentos más grandes, ya sea que estés congelando carnes o productos, sigue el mismo método, con un paso adicional. Corta los alimentos más grandes en las porciones en las que deseas cocinarlos. Las piñas pueden cortarse en trozos pequeños y luego congelarse, mientras que los cortes de carne o pollo pueden congelarse enteros si se cocinan como tales. Una vez que hayas determinado el tamaño de la porción, coloca los alimentos en una bandeja, congela durante una hora, luego pásalos a una bolsa y sella al vacío.

Suscríbete

Inscríbete y recibirás 15% de descuento en tu primera compra.

Al enviar, confirmo que he leído y acepto su Declaración de privacidad y me gustaría recibir correos electrónicos de marketing y/o promocionales de FoodSaver® Chile.