0

Mis compras

$

  • Despacho GRATIS por compras superiores a $80.000
  • Paga hasta en 6 cuotas sin interés

Qué hacer con tus sobras de fruta madura

Febrero 2020

Afortunadamente, hay muchas maneras de usar y preservar los productos que te ayudan a reducir el desperdicio y disfrutar de la fruta fresca mucho después de que termine la temporada.
Pero si te has abastecido de demasiados productos en la feria o supermercado o has sido bendecido con un jardín desbordado, usa estos consejos para preservar tu fruta adicional mientras aún está madura:

Panes, queques, empanadas y otros productos horneados

Una excelente manera de utilizar el excedente de fruta madura es horneándola. Si bien los clásicos alimentos básicos de frutas maduras como el pan de plátano y los muffins de arándanos pueden surgir inicialmente. Todos los tipos de frutas, desde guindas hasta manzanas y cítricos, tienen un sabor delicioso cuando se incorporan a panes, galletas, pasteles y tartas.



Mermeladas y gelatina

•Una forma clásica de utilizar la fruta madura es transformarla en una deliciosa gelatina o mermelada. Si te preguntas cuáles son las diferencias entre estas:
Gelatina: es esencialmente gel de fruta, ya que todos los demás aspectos de la fruta fresca, como la pulpa y las semillas, se filtran. Las jaleas tienen una mayor concentración de jugo de fruta que otras conservas, por lo que proporcionan un sabor a fruta sin textura de fruta.
Mermelada: no se cuelan, lo que significa que contienen trozos de fruta auténtica y deliciosa que se hierve en agua y azúcar. Sin embargo, cuando haces mermelada de fruta con niveles bajos y altos de pectina, generalmente se convierte en una consistencia más gelatinosa.

Fruta congelada

•Congelar el exceso de fruta es una de las mejores maneras de preservarlo sin sacrificar la frescura. Simplemente corta la fruta en trozos y séllalas en bolsas al vacío. Las posibilidades son infinitas cuando se trata de usar fruta congelada en alimentos y bebidas. Úsalas en tu próxima fiesta sirviendo cócteles con berries congeladas.
Prepara una jarra de sangría incomparable con duraznos congelados y utiliza frutas congeladas en lugar de cubitos de hielo. La fruta congelada también se puede calentar y usar como un delicioso y natural aderezo para panqueques, helados, avena, cereales y pasteles.
Combinada con yogurt, queso y su leche de elección, la fruta congelada también es la pieza central perfecta para un batido saludable y nutritivo.

No te preocupes si tu excedente de fruta se convierte en un buen excedente horneado: estas preparaciones pueden durar meses cuando se conservan utilizando el sistema de preservación FoodSaver®. Simplemente almacena la comida en las bolsas de sellado al vacío, sella y congela. Siempre que estés buscando un desayuno, postre o almuerzo rápido, simplemente descongela o calienta y disfruta.

Suscríbete

Inscríbete y recibirás 15% de descuento en tu primera compra.

Al enviar, confirmo que he leído y acepto su Declaración de privacidad y me gustaría recibir correos electrónicos de marketing y/o promocionales de FoodSaver® Chile.